Solaria, Resultados Anuales 2019.

¿Cómo analizar un Pérdidas y Ganancias (P&L)?


El Estado de Pérdidas y Ganancias es uno de los estados financieros más importantes ya que nos informan de la rentabilidad de la empresa. También destaca el Estado de Ingresos y Gastos Reconocidos que su resultado final impactará en el Balance. Pero para tomar decisiones de inversión hay que analizar otros estados financieros para obtener una visión más amplia de la situación financiera de la empresa.

A continuación, se adjunta un ejemplo muy resumido de como es la estructura de un Pérdidas y Ganancias.

Lo primero en que nos vamos a fijar es en las Ventas y su evolución histórica. El Margen Bruto es una cifra muy importante ya que a partir de ésta, la empresa deberá afrontar una serie de gastos esenciales para desarrollar su actividad. La cifra de Margen Bruto se espera que siempre sea positiva. El Margen de Explotación es el resultado neto que obtiene la empresa después de deducir sus gastos corrientes. Dicho resultado, sí se podría encontrar siendo negativo, pero no sería lo normal. El resultado financiero normalmente es negativo en empresas endeudadas. En las empresas muy endeudadas una cifra superior al Margen de explotación provocará que la empresa entre en pérdidas. Si esto se repitiera muy seguido en el tiempo, la empresa podría ver comprometida su solvencia. Tras restar los impuestos la empresa obtendría su Beneficio Neto

Cabe destacar que en el Estado de Pérdidas y Ganancias los resultados extraordinarios (ya sean positivos o negativos) pueden tener una importante influencia en el resultado final de Beneficio Neto. 

Para analizar un P&L de una empresa es importante analizar la rentabilidad de la empresa, es decir que tanto por ciento es beneficio neto respecto a sus ventas totales. No hay que olvidar de comparar con los P&L de la competencia de su mismo sector. Cuanto más Margen Bruto y de Explotación respecto la competencia mejor. Cuanto menos sea la cifra negativa del Resultado financiero mejor. Y si fuera positiva cuanto más grande mejor. Finalmente, todo lo anterior impactaría en el Beneficio Neto incrementándolo. 

A continuación, se presenta un caso de estudio sobre la empresa española Almirall. Este es un caso en que un resultado extraordinario negativo impactó en el Beneficio Neto provocando que fuera negativo. Dicha situación, provocó una importante bajada en su cotización en bolsa. La situación presentada ocurrió en el año 2017.

Caso de estudio


Pérdidas y Ganancias de Almirall 2017
En el año 2017, Almirall, sin contar el resultado extraordinario, habría obtenido un resultado neto de 27,1 millones de euros. Pero una vez añadido el resultado extraordinario negativo de más de 300 millones de euros, la empresa obtuvo importantes pérdidas. Como consecuencia, el desempeño en bolsa de la acción durante el año 2017 fue muy malo. Posteriormente, el precio de la acción se recuperó hasta los niveles anteriores a la caída.

Gráfico Almirall

El caso de Almirall es un ejemplo de como un resultado extraordinario puede afectar a los resultados anuales de una empresa. Además, dicho resultado puede tener un impacto importante en la cotización de las acciones de cualquier empresa. 

Para decisiones de inversión, en el año en que hay resultados extraordinarios negativos puede ser un año propicio para comprar acciones de la compañía en cuestión. Pero hay que asegurarse siempre que estos resultados solo ocurren una vez y no son recurrentes. También hay que estar seguros que la empresa es solvente y tiene un flujo de caja aceptable. En caso contrario, lo mejor sería ser prudente y abstenerse de comprar acciones.

Por otro lado, en los periodos de resultados extraordinarios positivos, acostumbran a tener un impacto positivo en su cotización bursátil. En este tipo de situaciones, el inversor debe asegurarse si la actividad orgánica de la empresa ha aumentado o no, ya que al haber resultados extraordinarios, éstos distorsionan la situación de la empresa. 

Estado de ingresos y gastos reconocidos

El Estado de Ingresos y Gastos Reconocidos es un estado financiero donde se aplican unos ajustes de valor al resultado neto. Tras aplicar dichos ajustes de valor, el resultado neto final será el que figurará en el Balance de la empresa. Esto puede implicar que tras los ajustes, el resultado pueda verse reducido de manero importante o incluso sea negativo. Por tanto, es importante consultarlo para tener una mayor concreción del resultado neto final de la empresa objeto de estudio. 

Lo podemos encontrar en las Cuentas Anuales de cada empresa cotizada.

* No olvide de hacer sus propios análisis.

Hasta el próximo post!

Comentarios