¿Cómo analizar un Pérdidas y Ganancias (P&L)?

¿Cómo analizar un Balance?

¿Cómo analizar un balance?

  El Balance es uno de los Estados Financieros más importante que tiene una empresa. Nos proporciona información para conocer la situación financiera de una empresa en un momento concreto de tiempo con el objetivo de determinar su solvencia y liquidez para poder afrontar sus obligaciones de pago en un futuro a corto plazo y también a largo plazo.  

   En el Balance podemos encontrar tres grandes grupos: Activos, Pasivo y Patrimonio Neto. Cada elemento que se puede encontrar en el Balance se llama partida. Dentro de los grupos Activos y Pasivos se pueden diferenciar los No Corrientes y los Corrientes. Por ejemplo, en el grupo de los Activos, en la parte superior se encuentran aquellos activos que no son necesarios para la actividad ordinaria de la empresa y son más difíciles/lentos para ser convertidos en liquidez en caso que sea necesario. En el grupo de Activos Corrientes figuran aquellas partidas que son fruto de la actividad ordinaria de la empresa. La caja, el inventario de estoc, los derechos de cobro, entre otras partidas son ejemplos de partidas del Activo Corriente. En el caso de los Pasivos, en los Pasivos No Corrientes se encuentran obligaciones de pago para el largo plazo. Por ejemplo, deuda financiera a largo plazo, bonos, etc. El grupo de Pasivos Corrientes son obligaciones de pago que deberán ser satisfechas en el corto plazo. La deuda con proveedores, deuda financiera a corto plazo, etc son una muestra de lo se puede encontrar en el Pasivo Corriente. Por último, el Patrimonio Neto es el resultado de la resta de los Activos Totales menos los Pasivos Totales. En este grupo, se puede encontrar, las reservas legales, las reservas de beneficios de ejercicios pasados, el resultado del ejercicio, capital suscrito, entre otras partidas. 

A continuación, se presenta una imagen resumen de como se organiza un balance. 

esquema de un balance

   Una vez explicado como se organiza un balance, seguimos con una de las partes más importantes de una balance: Determinar la solvencia del mismo. En el corto plazo, un dato importante que nos ayuda a conocer la situación de liquidez de una empresa es el Fondo de Maniobra (FM). El Fondo de Maniobra se obtiene a partir de los Activos Corrientes y se les resta los Pasivos Corrientes. Si dicho resultado nos diera negativo o 0, indicaría, a priori, que su situación de liquidez es precaria. Es importante destacar que si el resultado del FM se refiriese a un periodo de tiempo inferior a 12 meses no necesariamente debería ser considerado como malo. Hay sectores como el alimentario donde es muy común que el Fondo de Maniobra sea negativo pero dicha situación no es indicativo de insolvencia o de falta de liquidez. También se puede calcular la ratio de liquidez. Dicha ratio se calcula mediante la división de los Activos Corrientes entre los Pasivos Corrientes. Si el resultado fuera menor o igual a 1, la situación de liquidez sería mala (en períodos de 12 meses). En cambio si fuera superior a 1, la situación de liquidez sería considerada como buena. 

   Para calcular la ratio de solvencia deberemos dividir los Activos Totales entre los Pasivos Totales. Si el resultado de la división es superior a 1, será considerado como bueno. Cabe decir que cuanto mayor sea dicha cifra superior a 1 más solvente será la empresa. En cambio, si el resultado es igual o inferior a 0, la solvencia de la empresa será considerada mala. Si dicho resultado es muy inferior a 1 peor será la solvencia.

  Una ratio que actualmente todas las empresas están publicando en sus informes de resultados ya sean trimestrales o anuales es la ratio de Deuda Neta. Se calcula restando a la deuda bruta (deuda financiera total) menos la liquidez (caja y equivalentes). Se trata de ver la capacidad que tiene la empresa de amortizar deuda con su caja actual disponible. Es una ratio muy utilizada por las empresas (principalmente cotizadas) con el fin de parecer más solventes de lo que realmente son.  

    Cabe destacar que los balances de las entidades financieras tienen ciertas particularidades que les diferencia del resto de las empresas. Por ejemplo, la deuda de los clientes para una entidad financiera es su activo. En cambio, la caja dispositada perteneciente a sus clientes es considerada un pasivo por el banco. Además, se pueden encontrar partidas distintas a otros sectores. El sector financiero está muy regulado por lo que también se muestra en sus balances. 

Ejemplos prácticos

   A continuación, se adjuntan dos ejemplos prácticos sobre análisis de balances. Se analizará el balance de Inditex (empresa del sector fast fashion "textil") a fecha de 31 de enero de 2019 y el balance de Intelsat (empresa operadora de satélites) a 31 de diciembre de 2018. Primero se analizará el balance de Inditex y posteriormente se realizará el análisis de Intelsat.


   Se empezará a analizar las partidas del balance que corresponden al corto plazo (AC y PC). El Fondo de Maniobra es positivo (Activos Corrientes - Pasivos Corrientes). La empresa dispone de suficiente liquidez para poder amortizar toda la deuda a corto plazo. Por tanto, en el corto plazo, no se esperan problemas de liquidez. Ahora, se analizarán las partidas de largo plazo (Activos No Corrientes y Pasivos No Corrientes). Inditex apenas dispone de deuda financiera, que a su vez podría ser amortizada en cualquier momento gracias a la liquidez de que dispone. De hecho, gracias a que el Fondo de Maniobra es positivo, parte del Activo Corriente está financiando al Pasivo No Corriente. En cuanto a la ratio de Deuda Neta, su resultado sería negativo porque la liquidez es mayor a su deuda financiera (recordamos fórmula--> Deuda Neta= Deuda Bruta - Liquidez). En relación al Patrimonio Neto, la empresa muestra su cifra de manera resumida. Es importante destacar que dicha cifra es positiva. Como se verá en el otro caso, el Patrimonio Neto también puede ser negativo. 

   En conclusión, Inditex no tendrá problemas de liquidez a corto plazo. Además, su solvencia a largo plazo es excelente y no admite peros.

* las cifras se expresan en miles de dólares.

   Como se ha realizado anteriormente, empezaremos a analizar las partidas del balance de corto plazo. En el 31 de diciembre de 2018, Intelsat tiene un Fondo de Maniobra positivo. De hecho, su resultado ha mejorado respecto al año anterior. Con su liquidez, la empresa sí podría hacer frente a sus compromisos de pago de corto plazo. La empresa dispone de unos Activos Totales superiores a 12.000 millones de dólares. Ahora analizaremos su Pasivo No Corriente. En este caso, se puede detectar que posee una deuda a largo plazo con una cifra superior a los 14.000 millones de dólares. Esto supone que, teniendo en cuenta sus Activos Totales, Intelsat no puede afrontar la amortización de dicha deuda. A esta deuda cabría añadir sus otras obligaciones de pago del PNC. El hecho de que sus Pasivos Totales sean mayores a sus Activos Totales hace que su Patrimonio Neto sea negativo.

   Ante esta situación, se puede concluir que la empresa es insolvente. Por tanto, el valor de la empresa es cero. Para revertir esta situación, Intelsat debería pedir una quita de deuda (perdonar deuda) y realizar una ampliación de capital para recapitalizarse.

* Estos dos casos de análisis de balances son verdaderamente extremos. Pero son casos interesantes para ver la importancia de analizar los balances de las empresas para conocer la situación real y poder discernir el riesgo de cada empresa.

** No olvide nunca de hacer sus propios análisis.

Hasta el próximo post!

Comentarios