Mi Cartera (Octubre 19)

Práctica, Práctica y más Práctica

Related image

Práctica, práctica y más práctica. Ésta es la clave. Todas aquellas personas que no están dispuestas a esperar para poder desarrollar su método, se inclinan, en su mayoría, por hacer cursos. Puedes  gastarte tantos miles de euros como puedas/quieras. Tras finalizarlos pensarás que ya tienes el santo grial para ser rentable en bolsa pero la realidad siempre acaba siendo más dura de lo que piensas. 

Lamentablemente, es demasiado común que muchos de los profesores de dichos cursos sean de dudosa fiabilidad. De hecho, muchos de ellos se niegan a enseñar su track record. Esta situación es un poco absurda, ya que si el profesor del curso fuera consistentemente rentable en sus operaciones ¿qué inconveniente tendría en mostrarlos? Pienso que ninguno. Es más, a nivel de márqueting un punto a favor porque contribuye a reforzar la credibilidad del profesor/a. Aquellos que no muestran su track record simplemente hay que desconfiar. 

El proceso de aprendizaje es largo, te será más barato o más caro, pero, finalmente, es gratificante. Mi proceso de aprendizaje fue a partir de la lectura de libros sobre inversión (próximo post) y pequeñas inversiones en bolsa real para ir probando. Al mismo tiempo, utilizaba simuladores de inversión para "invertir" cantidades más grandes. Esta parte aunque pueda ser infructuosa en términos monetarios, pero, en realidad, es muy interesante porque se irá adquiriendo la parte psicológica necesaria para poder invertir con ciertas garantías de éxito. Cabe decir que siempre hay que ser consciente que en los simuladores, la parte emocional queda "apagada" y puede llevar al autoengaño pensando que se es mejor de lo que realmente se es. Por lo tanto, no hay que abusar de ellos.

Una vez tuve asimilado, en la medida de lo posible, la parte psicológica decidí eliminar la inversión en simuladores. Posteriormente, las cantidades reales de dinero invertidas en bolsa real se fueron incrementando paulatinamente. De hecho, el proceso de aprendizaje no tiene un final. Siempre de cada operación realizada, ya tenga beneficios o no, se puede aprender algo positivo para tus futuras operaciones. Es importante ser paciente, aunque mentalmente no estemos diseñados para ello, pero será la clave para tu rentabilidad en la bolsa.

Hasta el próximo post!

Comentarios