Mi Cartera (Marzo 20)

"Los Cortos tienen la culpa"

Al rojo vivo

Con frecuencia se escucha: "Los cortos tienen la culpa". Siempre, cuando una acción sube muy por encima de su valor fundamental, existe el riesgo de que se puedan alcanzar precios de burbuja. Es en este momento cuando los inversores pueden detectar una oportunidad de negocio y abrir posiciones cortas en el valor que cumpla dicha situación. Incluso la figura del inversor en corto es importante para el buen funcionamiento de la bolsa, ya que limita, en tanto que sea posible, algunos excesos de sobrevaloración en acciones de muy baja calidad e incluso, en algunos casos, de buena calidad .

 En España, muchas empresas con una situación financiera muy frágil, que cotizaban a un precio mucho más alto respecto a su situación fundamental, sufrieron una importante bajada del precio de cotización. Por ejemplo, algunas de ellas víctimas de dicha situación son: DIA, Abengoa, OHL, Deoleo, entre muchas otras. Estamos hablando de compañías con serios problemas de solvencia donde los cortos se han aprovechado de su situación y que, en algunos casos, injustamente se les culpa de la situación financiera de la empresa actual.

 Parece obvio, pero a veces hay que recordar que quien realmente arruina una empresa no son personas físicas o jurídicas externas al negocio, sino que son los propios directivos que han realizado una gestión nefasta. A veces, dicha gestión no acaba en quiebra de la empresa pero sí tiene consecuencias negativas para el futuro. Situaciones como el sobreendeudamiento, compras de negocios no estratégicos, altos salarios de la dirección sin estar basados en la productividad, etc. hacen más difícil afrontar el futuro con la agilidad y recursos necesarios. Un ejemplo de esta situación sería Telefónica que empezó a comprar negocios en Latinoamérica endeudándose y actualmente, se ve forzada a vender para amortizar deuda.

 El mejor antídoto para combatir los cortos es que los directivos de cualquier empresa realicen una buena gestión. No podrán evitar que el precio pueda subir hasta niveles considerados de burbuja y, en consecuencia, entren en acción "los cortos", pero si podrán, en la medida de lo posible, evitar la quiebra.

Hasta el próximo post!

Comentarios