Mi Cartera (Marzo 20)

Netflix inc: debt does matter.


No hace falta que expliquemos a qué se dedica Netflix, ya que es de sobras conocida. En este post se hará un análisis fundamental de la compañía. Se analizará la cuenta de Pérdidas y Ganancias, el Estado de Flujos de Efectivo y su Balance con profundidad. 

A continuación, se adjunta una imagen de los resultados del año 2018, 2017 y 2016. 


Este año 2018 ha sido un buen año para Netflix ya que ha más que doblado el resultado neto respecto 2017 ganando un total de 1.211,242 millones de dólares. Si comparamos este resultado con los de años anteriores han mejorado sustancialmente. A la vez que aumentaba el beneficio neto, también aumentaban los costes que debía afrontar la empresa. También destaca el pago de intereses que se ha casi triplicado respecto el año 2016. Cabe destacar la rebaja de impuestos de la administración Trump que ha beneficiado a la empresa. Tras este análisis no se detectaría ninguna anomalía importante, ya que todavía nos faltaría información relevante.

A continuación, se analizará el Estado de Flujos de Efectivo de la empresa para conocer la sostenibilidad de sus flujos de efectivo. 

El flujo de efectivo de las actividades operativas de la empresa presenta una situación desfavorable con un resultado negativo de 2.680,479 millones de dólares. Este resultado significa que los pagos son mayores a sus cobros por lo que toda la caja que generan sus actividades no es suficiente para atender debidamente sus obligaciones de pago. Con esta situación, la empresa se encontraría con necesidades adicionales de caja. Además, si vemos el resultado del flujo de caja de las actividades de inversión que obtiene un resultado negativo de 339,120 millones de dólares podríamos concluir que la empresa necesitaría una cantidad de capital aproximada de 3.000 millones de dólares. 


Ante estas necesidades de capital, Netflix lo soluciona mediante la emisión de deuda. En el año 2018, la empresa emitió cerca de 4.000 millones de dólares. En años anteriores, la empresa también se encontraba con necesidades de capital y también lo solucionó con la emisión de deuda. Por lo tanto, el incremento de caja que experimenta en el año 2018 no proviene de la actividad ordinaria de la empresa sino que proviene de la DEUDA

Esta situación a largo plazo es INVIABLE e INSOSTENIBLE y si no se soluciona con celeridad podría dar importantes problemas de solvencia para la empresa. A largo plazo, el incremento de ingresos podría moderarse o incluso disminuir, debido a la feroz competencia existente y por un previsible empeoramiento de la situación económica en Estados Unidos y a nivel mundial. La clave del problema actual es el alto gasto en producciones cinematográficas que lastra año tras año la solvencia de la empresa.

A continuación, se analizará su Balance. El Fondo de Maniobra es positivo, pero cabría destacar que se debería de tener en cuenta que el incremento de la caja se nutre del incremento de la deuda. Si la empresa no se endeudara y si no hiciera los ajustes correspondientes en sus flujos de caja para que sean positivos sin necesidad de emisión de deuda, la partida de "Caja y sus Equivalentes" sufriría una importante reducción que podría suponer un riesgo para su capacidad de pago a corto plazo y, también, a largo plazo. Por esta razón, la "solvencia" de Netflix se consideraría extremadamente frágil.





En la actualidad, la empresa debe más de 10.000 millones de dólares pero si hiciera todos los ajustes anteriormente mencionados y no se endeudara más sería capaz de afrontar su deuda. Por otro lado, su Patrimonio Neto suma una cantidad de 5.238,765. Si comparamos su Patrimonio Neto con la capitalización de Netflix en bolsa vemos que existe una gran diferencia de valoración.

En este momento la ratio PER (Price to Earning Ratio) es superior a 100. Esto quiere decir que si compráramos una acción de Netflix tardaríamos más de 100 años en recuperar nuestra inversión suponiendo que los beneficios de la empresa se mantuvieran estables. La capitalización bursátil de Netflix es superior a 150.000 millones de dólares. Comparando dicha capitalización con su patrimonio neto la diferencia es abismal.

En conclusión, ante esta situación, consideraríamos que la cotización actual de la empresa es excesivamente alta y, como consecuencia, esperamos una caída superior al 50% a causa de la sobrevaloración que consideramos que tiene la empresa. Pensamos que si la empresa hiciera todos los ajustes que se debería hacer, su negocio sería viable a medio/largo plazo. Recomendaríamos a las personas que tengan acciones de la empresa venderlas y no volver a comprar acciones de Netflix hasta que su Estado de Flujos de Efectivo (cash flow) haya mejorado su situación. Si no se tienen acciones, no recomendaríamos comprar a estos precios. Tampoco se descartaría a medio/largo plazo una ampliación de capital para solucionar algunos de los problemas que tiene la empresa como por ejemplo, su deuda.

Hasta el próximo post!

Disclaimer: -No tengo acciones ni estoy corto en acciones de Netflix.


Feel free to comment

Comentarios