¿Cómo analizar un Pérdidas y Ganancias (P&L)?

Criptomonedas, un producto financiero o un timo?

Bitcoin

La primera criptomoneda surgió en 2009 y se llamaba Bitcoin. Hoy, el Bitcoin es la criptomoneda con mayor capitalización en los mercados financieros. Además, se han ido creando multitud de nuevas criptomonedas que sumadas todas ellas acumulan una capitalización nada desdeñable. En este post, se tratarán las criptomonedas como producto de especulación. No se tratará la tecnología Blockchain que, en realidad, es lo más interesante de ellas, ya que puede tener otras aplicaciones en distintos sectores.

Las criptomonedas no tienen ninguna regulación ni un regulador autorizado. Tampoco están aceptadas como medio de pago para transacciones legales. Es decir, no se puede ir al supermercado y pagar, por ejemplo, con Bitcoins. Su producción (minería) es muy costosa por lo que la hace inviable para la producción en grandes cantidades. Esto hace que su liquidez sea limitada y la volatilidad de su cotización sea muy alta. No hay que olvidar que durante los últimos años, se han producido robos de criptomonedas a empresas encargadas de su custodia.

Hasta ahora, solo han servido para hacer ricos a unos pocos. Su uso legal ha sido solamente como un producto de especulación. A largo plazo, si su uso no es masivo hará que las criptomonedas no sean útiles y estarán condenadas a su desaparición.

En conclusión, no vemos la utilidad de tener ninguna criptomoneda en nuestra cartera. En caso de haber alguna situación de pánico son activos con una muy débil liquidez. Tampoco está garantizado en un futuro su uso masivo ni puede considerarse un activo refugio en caso de pánico bursátil.  Para el largo plazo, no recomendaríamos comprar criptomonedas y en caso de tenerlas en cartera venderlas, ya que no se pueden considerar un activo financiero regulado ni existe un supervisor que garantice una buena praxis.

Hasta el próximo post!

Comentarios